Motivación. La Teoría de no complicarse, vive la vida y deja de anticiparte

Motivación. Teoría de no complicarse

Motivación, todo llega, por eso, vive la vida, ¡hazlo fácil!, como dicen los anglosajones, “Take it easy!”, lo que ocurre es que el ser humano es impaciente, de ahí que tengamos que recurrir a enfocar nuestras emociones demasiado a menudo.

Hoy quiero motivarte, te hablaré sobre algunas sensaciones que todos hemos vivido en ocasiones, esos momentos en los que no sabes que hacer y no tienes demasiado tiempo para decidir.

La vida es una cuestión de decisiones, cada una de ellas tiene su consecuencia, con algunas aprenderemos, en otras acertaremos. En este caso cabe recordar cuando tus familiares o tus amigos te dicen estas conocidas frases, “te lo dijé”, o, “eso no puede ser”. Nuestra existencia es un camino del cual salen otros, a su vez, debes elegir entre ellos, es decir, tomas una decisión.

Lo bueno e importante es que, aunque te equivoques, puedes volver a tomar la vía correcta, no desesperes.


Crecimiento personal, aprovecha.

Una vez que hemos asimilado algo tan sencillo, de nosotros dependerá lo que compliquemos nuestro camino por la vida. Me surgen algunas frases conocidas que analizar:

  • Las cosas suceden por algo, lo habréis oído muy a menudo, normalmente es verdad, el tiempo te hará entender esto.
  • La perseverancia, ¿es una herramienta útil?, ¿que duda cabe? Todos los grandes descubrimientos sufrieron errores hasta verse realizados.
  • La actitud, ¿realmente puede ayudarte?. Es la solución. Cuando pierdes los miedos, si sabes lo que quieres, tomarás con determinación el camino hacía tus objetivos.
  • El desapego, nunca fijes tu felicidad a otra persona, tampoco a los objetos. Las experiencias que te lleves son lo que realmente importa.
  • La Teoría de no complicarse. Vive la vida, si tomaste una decisión, no te desanimes a la primera, pongamos que surge un problema; si puedes solventarlo, lo haces, de lo contrario, sigue adelante.

Todas estas frases las has leído en multitud de ocasiones, están ahí por algo y tienen un sentido real. La virtud de tener claras algunas cosas no significa que estas no puedan cambiarse pero funcionan, está comprobado.

Enfócate en tus metas, ¡motívate!

Como decía al principio de este post, las cosas que deseas llegan, no necesitamos detenernos cada vez que alguien o algo se nos cruza, también podemos rodearlo. Lo importante es que mires el momento como dice aquel dicho, “la botella está medio llena”.

Para terminar y que no sea demasiado largo, nadie puede decirte que NO SE PUEDE, normalmente es persona no lo ha intentado, aún si lo hubiera hecho, esa persona no eres tú, cree en tí mismo.

Conclusiones

Es obvio que cuesta lo mismo ver las cosas de manera positiva que de forma negativa, pero te beneficia más la primera, si algo tiene que ser, será.

Son cosas de sentido común pero que muchas veces no tenemos en cuenta, en realidad y cuanto más pasan los años y acumulamos experiencia vamos tomando las determinadas cosas más en serio o menos.

En esto se basa tu felicidad en la vida, en esa toma de decisiones diaria que, cansa, estamos de acuerdo, pero no queda más remedio que afrontar.

A la larga, y con esta filosofía, entenderás que se puede ser feliz de muchas maneras, pero la más importante es cuando tú te sientes bien contigo mismo.

Mira siempre adelante, lo de atrás sirvió como experiencia y aprendizaje, te queda un mundo por descubrir.

Ahora puedes suscribirte a mi web, y, recuerda, los comentarios son bien recibidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *